lunes, 14 de marzo de 2011



"...seres repugnantes y perversos, llenos de virtud, según dicen; con cientos de miembros
torcidos, deformaciones geométricas y entrañas de pegamento. Seres sin uñas ni dientes,
a los que el cemento les sale por las orejas. Y el color...y el olor...la asepsia más indescriptible
aparece sin necesidad de abrirlos en canal; basta con mirar sus manos carentes de voz...
Todos los sentidos se anulan. Tan estúpidos y tan poderosos al mismo tiempo..."

(hoy ha aparecido uno de esos seres entre montones de cajas y papeles llenos de polvo;
pero no sabe hablar...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario